Móvil

Más de 130 años de experiencia

El 15 de mayo de 1876, los dos fundadores de O&K Orenstein & Koppel AG, Benno Orenstein y Athur Koppel, comenzaron su andadura en el ámbito de la fundición y la industria minera en Berlín. La historia de la empresa arranca con una idea revolucionaria para el movimiento de tierra y piedras. Se trataba del ferrocarril de vía estrecha, una vía férrea con gálibo más pequeño de lo normal, que demostró ser un método más rápido y más barato para transportar el material de minería.

A finales de la década de 1890, O&K se lanza a la fabricación de locomotoras de vapor, vagones de pasajeros y vagones de mercancías. Durante este periodo, O&K exportó varios vehículos ferroviarios a muchos países diferentes.

Con el cambio de siglo, O&K amplió de nuevo su programa de producción con la fabricación de excavadoras de cangilones accionadas por cadenas. En 1908, la empresa desarrolló la primera pala excavadora.

Todas estas máquinas dependían del ferrocarril hasta 1922, momento en que O&K comercializó la primera pala excavadora de vapor con orugas. En 1926 comienza la transformación de los motores de vapor en motores diésel y O&K presenta su primera pala excavadora de ruedas en 1934.

Después de 1949 la empresa se centró principalmente en las máquinas para construcción de carreteras, sobre todo en las excavadoras. En 1955, O&K se trasladó a Hattingen a raíz de la adquisición de Normag-Zorge.

Hacia la segunda mitad del último siglo, O&K había fabricado cerca de 78 000 excavadoras de varios tipos y tamaños, produciendo 57 000 excavadoras hidráulicas desde 1961. Había 35 000 cargadoras de ruedas, 17 500 carretillas elevadoras, 27 500 niveladoras, camiones de carga y volquetes listos para entregar. En el mismo periodo, O&K también construyó 10 000 vagones de mercancías, 1100 vagones de metro o tranvía, 900 autobuses y 1800 locomotoras diésel, así como 900 máquinas para explotaciones mineras a cielo abierto y en último lugar, pero no menos importante, 30 000 escaleras mecánicas.

En 1992, tras la fusión con el principal accionista Hoesch AG y Fried. Krupp AG, el departamento de instalaciones y sistemas se incorporó a la división correspondiente del nuevo accionista Fried. Krupp AG Hoesch-Krupp, convirtiéndose en Krupp Fördertechnik GmbH. A finales de 1995, O&K vendió sus acciones de O&K Rolltreppen (Escaleras mecánicas) GmbH al fabricante de ascensores finlandés Kone por medio de Krupp. A finales de 1997, O&K también vendió O&K Mining GmbH a Terex Mining Incorporated.

A comienzos de 1999, New Holland Group, empresa filial de Fiat, se convirtió en el principal accionista. A finales de ese año se llevó a cabo la fusión de New Holland Group con Case y se creó CNH Global N.V. En el año 2000, la empresa O&K Antriebstechnik con sede en Hattingen fue adquirida por Carraro-Group. En enero de 2016, O&K Antriebstechnik pasa a estar bajo el control de Bonfiglioli Group, que adquirió el 55% de sus acciones.


Centro de competencia

Una de las prioridades importantes para O&K-Antriebstechnik es adoptar una actitud innovadora y eficaz en la resolución de problemas.

Gracias al uso de sistemas CAE y CAD en 3D, podemos entender a la perfección las prestaciones que deben ofrecer los productos de los clientes con requisitos u objetivos específicos.

Las simulaciones por ordenador son habituales, como el análisis del contacto del diente y los cálculos de estabilidad basados en elementos finitos. También se espera que realicemos pruebas técnicas eficaces del rendimiento y la fiabilidad del producto; esto es parte fundamental del proceso de optimización del producto.

Nuestras innovadoras soluciones, capacidades de producción y experiencia técnica han alcanzado su expresión máxima en la transmisión por engranajes 2200, que se utiliza en las máquinas de movimiento de tierras hidráulicas más grandes del mundo y que ofrece una capacidad de elevación de 1000 toneladas. El accionamiento planetario de cuatro piezas, con par de salida de 2,2 millones de Nm y peso de 12 toneladas, puede estar listo para fabricarse en serie en 11 meses.

Nuestros avanzados conocimientos en I+D, fabricación y aseguramiento de la calidad están disponibles en todos los países del mundo en los que opera Bonfiglioli Group.


Calidad

O&K Antriebstechnik GmbH &Co. KG tiene la certificación ISO 9001:2008 de calidad. 

Nuestros productos cumplen estrictos requisitos. El principio fundamental de nuestro plan de calidad es la prevención, mientras que en la producción impera el principio de ausencia de errores. Tenemos costes bajos en concepto de calidad que generan poco gasto en disconformidades.

Cada una de las piezas se somete a vigilancia en cada etapa del proceso de fabricación. Cuando el producto llega a nuestras instalaciones, se emplea el software CAQ (Computer Aided Quality) para comprobar y controlar la entrega con el fin de garantizar el cumplimiento de los criterios estadísticos. Se emplean dos máquinas Zeiss coordinadas para controlar hasta el componente más grande y pesado de los accionamientos planetarios. Las mediciones tienen una precisión de micrómetros y gracias al moderno software de las máquinas, es posible determinar la geometría del diente en un plato giratorio o en una mesa de medición.

Nuestros laboratorios disponen de máquinas diseñadas para examinar el proceso de pulido y determinar la microdureza. También contamos con una máquina empleada en el análisis de materiales y muchas otras para comprobar la dureza en comparación con los niveles establecidos por fabricantes como Vickers, Rockwell y Brinell.

Durante el proceso de fabricación se llevan a cabo varias pruebas según un plan aplicable a todas las máquinas de producción, que se combina con controles estadísticos de procesos. El proceso de supervisión se completa con controles continuos de densidad y pruebas funcionales durante el montaje de los componentes.

La prueba final documentada de todos los componentes con arreglo a nuestros altos estándares no solo nos proporciona una increíble sensación de logro, sino que también establece un referente de calidad.