Company
EVOLUTION: LOS INICIOS
< back

EVOLUTION: LOS INICIOS

EVOLUTION es un nuevo objetivo para un crecimiento y una transformación significativas que ha desarrollado Bonfiglioli durante los últimos 10 años. Es una herramienta que sienta las bases para que el Grupo pueda dar un salto competitivo en la digitalización y la realineación de su trabajo y producción para la industria 4.0.

Esta evolución se encuentra actualmente en curso en nuestra producción, donde cada individuo apunta metódicamente a mejorar el rendimiento. Es el resultado de una cultura empresarial compartida y de un fuerte sentido de pertenencia. Este concepto es el corazón de dos años de trabajo hacia la supresión gradual de las plantas de Vignola y Calderara, en preparación para la nueva planta, cuya primera piedra ha sido colocada hoy.

EVO se erigirá en el emplazamiento de “Clementino Bonfiglioli” en Calderara di Reno, Italia, cerca de Boloña y contará con una superficie de 148,700 m2 formada por una superficie útil de 58,500 m2, y una zona verde de 56,000 m2. EVO dará la bienvenida a la unidad de negocio del Grupo dedicada a la transmisión industrial de potencia, que representa el negocio tradicional del Grupo. La planta, focalizada en servir el mercado dedicado a la maquinaria industrial que, en los últimos años, está viviendo una recuperación importante, se basa en un plan estratégico para todas las funciones de la empresa. El objetivo más ambicioso y más reciente de la empresa es reposicionarse en los mercados globales.

EVO es, ante todo, un proyecto de innovación tecnológica y cultural: El grupo Bonfiglioli apunta a un crecimiento sostenible basado en la contribución de cada individuo. El ambiente de trabajo es, por lo tanto, una pieza fundamental para alcanzar el éxito. EVO se ha diseñado alrededor de estos principios, para llevar a cabo una revolución digital donde la gente se encuentra en el centro de la tecnología. Sigue el programa de reeducación profesional y digital de Bonfiglioli, el primer ejemplo concreto en Italia de un enfoque holístico al desarrollo de habilidades en un curso de capacitación que incluye contenido técnico y cultural.

El desafío verdadero es cambiar la mentalidad, empezando con el núcleo de la compañía: sus fábricas.
Nuestro personal tendrá la oportunidad de adquirir habilidades como la gestión del cambio, la habilidad para el aprendizaje y la comunicación 4.0. Podrán comprender mejor la Industria 4.0, el bigdata, el gemelo digital y así sucesivamente. El curso ya ha iniciado con un proyecto piloto donde han participado los primeros 15 trabajadores de la futura planta EVO y que después se extenderá a otros trabajadores. Este proyecto ha sido compartido con las organizaciones sindicales, el Consejo regional de Emilia Romagna y los centros de formación. El asesor técnico es Porsche Consulting.

Sonia Bonfiglioli explica: “Producir” para nosotros es la creencia que la “mano” debe ser siempre el centro del trabajo, que es la voluntad y el control de las personas. Ya sea utilizando robots o máquinas tradicionales, siempre estamos experimentando con herramientas que siguen siendo objetos inertes si no existe una persona moviéndolas o usándolas.
“La persona es el corazón de todo y su capacidad para renovarse y afrontar el cambio ha sido siempre parte de nuestra historia. No tenemos miedo al cambio ni a los desafíos que tenemos ante nuestros ojos y estamos seguros de que nuestro curso de reeducación profesional interna preparará a nuestros trabajadores para afrontar los retos de la digitalización sin temor.
“Evo es una nueva planta pero, ante todo, es un nuevo concepto de trabajo para el futuro, construido por personas para las personas, sin miedo al futuro. "